Notas

Edición Nº 50 - Revista Sólo Chicos -Guía para padres-.

Vacaciones y mascotas... ¿a disfrutar?

Llega el fin de año, llegan las vacaciones. Justo, cuando estamos por decidir el destino y la fecha, una idea comienza a darnos vuelta por la cabeza ¿qué hacemos con…? cualquiera sea su nombre, tamaño o forma, la mascota que nos acompañó y alegró todo el año puede llegar a transformarse en un dolor de cabeza. Aunque en un primer momento rompamos en desesperación viendo nuestros planes veraniegos esfumarse, hay que tomarse un tiempo y pensar cuál es la mejor forma para que todos estemos felices en este verano que se viene. Como cada especie de mascota tiene sus requisitos vamos a ver qué podemos hacer en cada caso:

PECES: los más simples de manejar. Controlaremos el funcionamiento de los equipos del acuario para que nada falle en nuestra ausencia y utilizaremos un alimento de vacaciones (¡Si, existen!).

PAJARITOS: necesitan alimentación permanente y recambio de agua. Podemos recurrir a alguien que acuda a casa a realizar estas tareas o bien (para ser más prácticos) trasladarlos a su casa con jaulita y todo. Como precaución dejar doble bebedero y un recipiente de comida grande.

GATOS: sin duda, el rey de la casa. Ellos en general prefieren permanecer en su hogar en ausencia de sus propietarios. Podrían extrañarlos o sufrir el estréss de un paseo forzado o la permanencia en alguna guardería. Una tolva de alimento balanceado para saciar su apetito y un recipiente para el agua bajo un grifo que gotea permite que siempre tenga un refresco disponible. Aunque todo esté calculado para su satisfacción, es bueno que alguna persona lo visite al menos cada dos días (sobre todo para higienizar la bandeja sanitaria periódicamente). Una buena idea para ellos es dejar una radio o la tele encendida para que se sientan acompañados.

PERROS: su carácter particular hace que prefieran cualquier cosa a la soledad. Si elegimos que nos acompañe, averiguaremos antes si podremos llevarlo donde nos alojemos (camping, hotel, etc.). Hacer algunas pruebas en el auto en caso que no esté acostumbrado a viajar. Si ésta no es una opción para nosotros, tomémonos con suficiente tiempo de antelación, decidir cómo y dónde se va a quedar. Si tenemos amigos o familia que quieran alojarlo, tanto mejor para él, porque le serán familiares y se sentirá casi como en casa. De no ser así, empecemos ya mismo a recorrer guarderías y hoteles, pedir referencias del servicio y consultar el costo y los requisitos de alojamiento. Una vez hecha la elección, hagamos un prueba piloto de un fin de semana, para confirmar que podremos disfrutar de un lindo viaje sabiendo si nuestro amigo está confortable y en buenas manos.


Acuario Génesis